Muchos conocereís ya al gato destinado a morir que nos describe Schrödinger. Para los que no Wikipedia los enseña diciendo:

Schrödinger nos propone un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato, una botella de gas venenoso, una partícula radiactiva con un 50% de probabilidades de desintegrarse en un tiempo dado y un dispositivo tal que, si la partícula se desintegra, se rompe la botella y el gato muere.

Si la experiencia con el gato incita a Stephen Hawking al suicidio, el perro incitaría a Aristoteles a enseñar etica a los animales. Aqui teneis al animalillo:
Imagen extraida de Francis (th)E mule Science’s News

Moraleja de la historia: Los fisicos no tienen tiempo para educar mascotas