Posts tagged ‘animales increibles’

El perro de Schrödinger

Muchos conocereís ya al gato destinado a morir que nos describe Schrödinger. Para los que no Wikipedia los enseña diciendo:

Schrödinger nos propone un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato, una botella de gas venenoso, una partícula radiactiva con un 50% de probabilidades de desintegrarse en un tiempo dado y un dispositivo tal que, si la partícula se desintegra, se rompe la botella y el gato muere.

Si la experiencia con el gato incita a Stephen Hawking al suicidio, el perro incitaría a Aristoteles a enseñar etica a los animales. Aqui teneis al animalillo:
Imagen extraida de Francis (th)E mule Science’s News

Moraleja de la historia: Los fisicos no tienen tiempo para educar mascotas

Jaculus Jaculus

También denominado jáculos menor, ratón de las pirámides, jerbo egipcio y canguro enano, el Jaculus Jaculus es un especie de roedor propia del norte de África y Oriente medio. Se puede encontrar esta especie desde el Sahara a Arabia, incluyendo Marruecos, España (Melilla), Argelia, Egipto, Libia, Malí, Mauritania, Sudán, Siria, Jordania, Territorios Palestinos, Israel, Arabia Saudita, Yemen, Omán y Qatar.

Miden entre 10 a 12 cm y su cola otros 20 cm. Poseen grandes ojos y también, orejas grandes. Estas ultimas les sirven como sistema termorregulador radiando el calor corporal. Pueden saltar con gran facilidad en el suelo arenoso gracias a sus enormes patas traseras, cuyos dedos están provistos de pelos, limitando el contacto con la ardiente superficie. Una larga cola, terminada en un mechón de pelos, que les ayuda a equilibrarse. Presentan un pelo naranja-parduzco en el dorso y naranja-grisáceo en las partes bajas y blanco en las partes inferiores. Estas características varían dependiendo de la sub-especie, por ejemplo, encontramos algunos con orejas largas como su mismo cuerpo y otros con orejas más pequeñas pero de pelaje más fino.

Escarban madrigueras con mucha facilidad para protegerse de las temperaturas del desierto y cuando se sienten amenazados por depredadores. Recorren grandes distancias de noche y se lavan con arena. Apenas beben agua, que extraen de las semillas con las que se alimentan. Son solitarios y la hembra da a luz tras una breve gestación de 4 a 10 crías.

Basilisco o lagarto jesucristo

El basilisco era un animal fabuloso con cuernos de serpiente, patas de gallo, alas espinosas y cola en forma de lanza. Era considerado como el rey de las serpientes y se le atribuía la propiedad de matar con la mirada. Un remedio ideado para limpiar de tan temible animal a la tierra consistía en vestir a un hombre con una armadura de espejos: cualquier basilisco que se le cruzara en el camino vería su mirada reflejada en los espejos y moriría. El basilisco era un producto de la unión de un gallo con una serpiente, la cual ponía un huevo que era custodiado por un sapo. En la Edad Media, un sapo que fue encontrado saltando cerca de un huevo en Basilea (Suiza), fue solemnemente juzgado y quemado públicamente bajo la acusación de estar implicado en el nacimiento de un basilisco. Es muy probable que toda la leyenda se base en el conocido fenómeno de la gallina que cambia de sexo cuando envejece, que canta como el gallo y le crecen carúnculas como a éste, pero que sigue poniendo huevos.

Pero el basilisco de este artículo es un animal mucho más real, nada legendario. Con este nombre conocemos en la actualidad a diversos lagartos del género Basiliscus, al que pertenecen varias especies que habitan en América Central y cuyo límite septentrional de difusión es la mitad sur de México. Viven en las orillas de pequeños ríos o arroyos, donde retozan durante el día, y duermen por la noche sobre los arbustos que tienden sus ramas por encima del agua. Son lagartos de tronco comprimido y alargado, dedos y cola largos y delgados. Los machos suelen estar adornados con grandes crestas.

La velocidad es su principal aliado para capturar las presas (insectos, pequeños roedores o pájaros) y para escapar de los enemigos. Si durante la fuga se encuentran con una corriente de agua, corren por la superficie de ésta gracias a los lóbulos dérmicos de que están provistas sus patas posteriores, lo cual aumenta la superficie de apoyo. En algunas regiones se les denomina “tetetereches”, onomatopeya que alude al sonido que producen al correr sobre el agua. Otra denominación es la de “lagarto de Jesucristo” por su habilidad para “andar sobre el agua” Sin embargo, al decrecer su velocidad, el basilisco se hunde y tiene que nadar del modo normal de cualquier otro lagarto. Como se puede ver en la foto:

De todos los miembros de este género, el más grande y vistoso es el raro basilisco crestado verde, Basiliscus plumbifrons, de Costa Rica (cuya foto muestro al comienzo del artículo). El macho lleva en la cabeza una gran cresta ornamental, otra en el dorso y otra en la cola. La utilidad de estas crestas, como no sea la de intimidar a otros machos, se desconoce.

El basilisco de franjas, Basiliscus vittatus, adopta una coloración variable. Es castaño oscuro durante el día pero cuando descansa por la noche sobre las ramas asomadas a las aguas, las bandas laterales se vuelven de un amarillo vivo o blancas. En cautividad, el basilisco parece perder la facultad de cambiar de color entre el día y la noche. No se han observado tales cambios cromáticos en el basilisco verde cautivo, que parece ostentar un vivo verde en todo momento.

A continuación se puede ver al basilisco caminando sobre las aguas:

Texto: Reportajes de OYA-ES

Los osos de agua

Me hubiese gustado meter esta entrada con otras de símpaticas mascotas que ojala existieran (ver 0, 1 y 2), pero esta no es una mascota y, a diferencia de las otras, existe.
Los tardígrados u osos de agua, son un filo de invertebrados microscópicos cuyo tamaño oscila entre de 0,1 a 1,2 mm. Los tardígrados fueron denominados por primera vez por Goeze en 1773 como “Kleine Wasser-Bären” (ositos de agua) debido a su aspecto. Spallanzani se refirió a este animal en 1776 como “Il Tardigrado” (de paso lento) por su lentitud.

Se trata de unos seres que viven en lugares humedos y carecen de aparato circulatorio, respiratorio o excretor. Lo mas curioso de ellos es su capacidad para adaptarse a situaciones medioambientales extremas, entrando en estados de animacion suspendida llamados criptobiosis. Este es un proceso de deshidratacion, por el cual pasan de tener el 85% de agua corporal, a quedarse solo con un 3%. Asi el crecimiento, reproduccion y metabolismo de los tardigrados se reduce o se detiene temporalmente, y pueden pasar cientos o miles de años. Esta resistencia los permite sobrevivir a temporadas de frio y sequedad extrema, radiacion intensa, y calor y polucion de cualquier tipo (Pueden sobrevivir a temperaturas entre los -272ºC y los 149ºC). Soportan tambien la inmersión en alcohol puro y eter.

Ingemar Jonson de la Universidad de Kristianstad en Suecia envió a un grupo de tardígrados al espacio a bordo de la nave FOTON-M3 de la ESA (Agencia Espacial Europea) en septiembre de 2007. Estuvieron expuestos a las condiciones del espacio exterior, incluyendo peligrosas radiaciones ultravioletas hasta 1000 veces más intensas que las que alcanzan la superficie terrestre. Una vez regresaron, los supervivientes no sólo “volvieron a la vida”, sino que incluso seguían siendo capaces de reproducirse. “Es un misterio cómo resisten a estas radiaciones, que normalmente destruyen cualquier tejido o célula” comentaban Ingemar y su equipo. Articulo completo de la ESA aqui

A continuación un pequeño video del tardigrado en movimiento:

Mas imagenes e información aqui y aqui (la priemera en inglés y la segunda en alemán)