Posts tagged ‘Lírica’

Los malavenidos

Se trata de algo que escribí en diciembre y que me vino a la mente hace unos días cuando leía un artículo en el blog de Eariandes. Lo llame Los malavenidos

Cuéntame al oído como susurra el vértigo cuando besa la caída del miedo al despegar. Cuentame, en tus llantos, cuantas lagrimas de sol recogiste. Hablame de tus noches Dime palabras oscuras, que mi oído quiere escuchar claro. ¿Qué siente la luna creciente? Explícame el orgasmo de la tierra cuando las olas chocan. Buscaré ante tu puerta el jardín. Lo perdido queda a un paso de lo prohibido. El mar es rocío desinhibido. Las fraguas del hades no queman cuando se ha tocado un corazón. Haz tu cabeza arder. Que tus manos tiemblen. Asústate. Sumérgete en la nieve y nada. Evapora la llama. Escarcha el frío. Teme. Tus pétalos inyectan hormonas en la sangre de los vientos. Destruye cualquier atisbo de razón. No pienses que significa. Mírate. Oféndete por quien eres y no por quien vas a llegar a ser. Ríete de tu muerte. Muérete por tu risa. Desenvaina el veneno que en un dardo hay escondido y no te escondas si la serpiente te ha mordido. Juega con el jugo de los jóvenes gigantes. Aquellos que murieron encima de la trinchera. Roba sus armas para hacerte una cuchara. Navega al paso de mil pingüinos. Utiliza tréboles para combatir espadas. Saluda al frío soplando. No hay conquista en el mar de las pasiones, ni capitán en las carabelas de calaveras. Seduce al rayo, él es lento. Ensucia el barro, irrita al árbol. Grita y haz que muera. Que de su cuerpo estalle el último graznido cuando por tu cuello pasen los malvenidos.

Autor: Einger

Homenaje a Mario Benedetti

Este post es un homenaje al poeta que alucinado o quiza inocente cayo ayer en las redes de la muerte. La muerte queda asi descrita en su poesia

Igual que la de Bécquer
el arpa de la araña
en un ángulo oscuro
espera o desespera
el aire de la siesta
mueve sin destruirla
la seda de cordaje
hay una breve escala
de silencios
por fin
una mosca inocente
o quizá alucinada
sucumbe ante el hechizo
y paga con su vida
el haber profanado
el hermetismo
de la sencillez.

https://i0.wp.com/www.magiadigital.com/bolson/0/0/pos/13/AranaTelarana.jpg

Fito Paez dice de un hombre en la canción “Flores en su entierro”:

…la muerte, que es celosa y es mujer,
se encaprichó con él
y lo llevó a dormir siempre con ella…

El ha sido Benedetti, la muerte ella. Esperemos que sea como aquella mujer desnuda y en lo oscuro:
http://www.goear.com/files/sst3/f50ed594ee867b04c2d4c2d32629ea3d.mp3″

Pobre marioneta

Recomiendo este poema que e podido leer esta mañana
http://kiram.wordpress.com/2009/03/24/marioneta/
Esta muy bien acompoñado con música y tiene imagenes muy buenas pero a los que lo leais os acompaño a reflexionar:

Si ese es tu pensamiento supera la marioneta, pues la vida no esta hecha para la madera, y si marioneta de madera eres, te acabaran quemando para darse calor, tu sufrimiento sera el calor de los que atacan.

Supera la marioneta, superate a ti misma, No te arrepientas de nada que hagas, vive cada momento de manera que lo quieras repetir todos los días

Leyenda

tercos e incautos
paladines y guerreros,
monjes y chocobos
todo ya es incierto

Beneficios nulos
los de esta guerra
nigromancia sin neuronas
que galopas sobre fieras

versos escondidos
sortilegios y amuletos
torres caen derruidas
los arboles no estan en silencio

los ents despiertan
en un bosque maltrecho
quince hombres mueren
por cada 200 no-muertos

los arboles tiran piedras
las piedras tienen sueño
mueren cincuenta mas
el torreon ya esta abierto

vuelan los pensamientos
con la daga en la mano
hacia ti van los sentimientos
pero ni te rozan los dardos

fuego se respira
en el campo de batalla
mientras tu luz ameniza
mi espiritu amordazado

llueven rios de sangre
desde cuerpos empapados
de tus labios tengo hambre
y tu boca se ha escapado

un cielo nos separa
el infierno esta entierra
cobardes blanden espadas
que se acabe ya esta guerra

despisto flechas invalidas
que pretenden cortar cabellos
recuerdo tiempos mejores
que ahora definen como etereo

avisto, tanteo, tajo
gargantas y algun dedo
avisto, calculo, mato
las razones son para el viento

peligro, retirada
el enemigo tiene refuerzos
las colinas aullan
los wargos estan descendiendo

el fuego apaga el bosque
todos yacen en el suelo
y bajo el ultimo angulo perdido
se desintegra el último no-muerto

cenizas, lagrimas y estiercol
el mundo es un misero tablero
donde los dioses disfrutan
y el dolor es pasajero

Autor: Einger